19.6.09

Ouse

Dio un paso frente a otro. Las luces se filtraban por entre las hojas de los árboles. En la lejanía vislumbró la salida. El tiempo pesó en sus ojos, en sus manos. La libertad se escondió en un rincón de su bolsillo. La cordura había quedado en su tintero vacío. Sus nudillos estaban rojos. “Las voces se callarán”, pensó, “la sombra se alejará, se irá como la inspiración.” Sus pasos presurosos dañaron las hojas secas en el piso. El borde se sentía cerca.
Observó a un niño a lo lejos. Se escondió entre los juncos. El miedo la invadió con un dolor en la piel, en el estómago. Miedo a que la descubrieran, a que la detuvieran. Quedó sola otra vez, en silencio. Las voces partieron de su pecho, en una onda expansiva de esporas que se alejaron con el viento. Pensó en la carta que dormía en su escritorio. Pensó en su pluma, en el tintero que ya no tocaría. Se miró los dedos, viejos, ajados, descuidados. Sintió la textura del papel en ellos. Miró su mano vacía de pensamientos. Las ideas caían como retazos. Las observó por más tiempo del que llevó tomar la piedra y colocarla en el bolsillo. Acallar las voces en la frialdad del río.
Encontrar tranquilidad.


10 comentarios:

  1. Agos, qué conmovedor. No lo recuerdo todo, pero tengo la idea de que modificaste algunas cosas.

    Qué buenas imágenes: la libertad se escondió en un rincón de su bolsillo... la cordura había quedado en su tintero vacío... su mano vacía de pensamiento...

    Ahora entre nosotras, lo mejor son los juncos =)

    Me encanta esa foto. Me recuerda a Londres en otoño. ¿Dónde la sacaste?

    Creo que ya te lo dije, pero por las dudas... me encanta cómo escribís, y este texto en particular me parece super potente y emotivo.

    Mil gracias por el comentario que me dejaste en el blog. ¿Mi texto tuvo algo que ver con esta publicación? Porque veo una conexión entre este texto y tu mensajito.

    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  2. Tremendo! Muy bueno, Agostina. "La libertad se escondió en un rincón de su bolsillo".
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. la sombra se alejará, "se irá como la inspiración."
    Las voces partieron de su pecho,"en una onda expansiva de esporas" que se alejaron con el viento. Lindísimas imágenes, Ago.

    ResponderEliminar
  4. Adhiero al resto, hermosas imágenes.
    Y el final... una potencia serenamente escalofriante. Escozor y fin.
    Bravo!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por sus palabras de aliento, siempre es reconfortante para el alma sentir que se llega a gente con lo que se escribe..
    Emilse, la foto no es de Londres, desafortunadamente no pude visitar aún la tierra natal de mi casi-ídola. La saqué por pilar, en Memorial, un cementerio que tiene unos parques alucinantes, sumamente pacíficos, nada que ver con lo que uno espera encontrarse allí.
    Y con respecto a lo del comentario en tu blog, la cosa fue así: publiqué esto y luego me di una vuelta por varios blogs, entré al tuyo y me gustó mucho lo que escribiste, además, es cierto, tiene cierto aire a Virginia Woolf. Si no leiste nada aún de ella hacelo, vos, con la forma en que escribís, vas por ese camino y leerla te enriquecería un montón.
    Muchas gracias otra vez!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la info,Agos. Ya sé a donde ir el próximo finde, jaja!
    Te voy a hacer caso y voy a leer algo de VW. Lo intenté cuando era muy joven y no le encontré la vuelta. Por ahí ahora sea el momento.

    ResponderEliminar
  7. Reincidencia. UD vuelve a escribir de lo mejor. Creación de ambientes densos ( que no quiere decir nada malo, por el contrario).
    "Miró sus manos vacías de pensamientos". Para cuando acallan las ideas, el texto reconforta y en demasia abrumadora.

    Espero no contagiarle mi sequedad de textos y/o ideas vagas. Tampoco contagiarle la porcina, que por los periódicos me entero que la bella y siempre bien ponderada Buenos Aires sufre una psicosis del virus A. Pobre gente.

    Un abrazo grande, fuerte y todos los adjetivos que denotan fortaleza.

    Carlos

    ResponderEliminar
  8. Carlos!! Y yo que había pensado que la gripe del cerdito te había comido o por lo menos llevado a algún lugar donde no tenías pc!
    Tus palabras me llenan de alegría, me voy a acostumbrar a que me elogies tanto che!
    Igual se disculpa porque parece que te fuiste y me dejaste un pedacito de sequía de ideas (o quizá sea la psicosis generalizada que se vive por estos pagos lo que me distrae), porque últimamente no se me cae ni una, así que ando tratando de corregir la nouvelle. Cuando la tenga lista te la mando, así me das tus opiniones, si?
    Muchas gracias por pasarte y un abrazo bien fuerte!

    ResponderEliminar
  9. Esto no necesita ser filmado para ser visto. Esta buenisimo Agos. Te felicito.

    ResponderEliminar
  10. "No me quedan más palabras para hablar..."
    Juan Cruz las sintetizó a todas.
    IRENE

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario,
te espero!