4.3.09

De vuelta al hogar, a las 15 horas, Marianne, perdida en meditaciones inservibles e irrelevantes, al sonido del Oh Lamour de la radio del colectivo, siente, certera e irrevocablemente, que está profundamente enamorada. ¿De quién? La respuesta es un total misterio, pero exactamente a las 15.01, en una calle de París, mientras viaja en bicicleta a un destino poco emocionante, Pierre recibe el flechazo de Cupido, que lo deja tres semanas en coma y, para dolor y profundo pesar de su gatito Theo, deriva en su muerte, razón por la cual Marianne nunca lo conoce y, en cambio, termina sus días atendiendo un almacén llamado Pierre París con su marido el carnicero.

3 comentarios:

  1. ¿que te pasha Cupido?

    ResponderEliminar
  2. son las ironías de la vida: Cupido en vez de unir, separa..

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2.12.09

    Es cierto q a veces cupido en vez de unir separa.... hay flechazos que matan!! Muy lindo cuento, Agos!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario,
te espero!